Este es el pilar de todo negocio de éxito

[TRANSCRIPCIÓN DEL VIDEO]

Hola que tal soy Miquel Baixas, fundador de la escuela de nuevos negocios y en este vídeo te quiero hablar de lo que es para mí el tema esencial en un negocio, la piedra principal que tienes que construir y tener clara que es el propósito. Déjame primero definir el propósito fíjate el propósito es cuando  consigues que lo que es tu zona de genialidad que después de explicar un poquito que es que es, en resumen es lo que haces muy bien qué aporta es más valor que te hace generar más ingresos en tu negocio.  Cuando esta zona de genialidad la pones de alguna manera al servicio de los demás. Esta es la definición del propósito; es estar realmente alineado contigo mismo con lo que verdaderamente has venido a hacer aquí, pero además ponerlo al servicio de los demás. Y esto es importante que tu negocio esté alineado con tu zona de genialidad.

Cuando tú eras pequeño o pequeña pues tenías una serie de cosas que te gustaban hacer de forma natural, que te pasabas horas haciendo. Seguro que ahora te están viniendo algunas de estas cosas a la cabeza, y estas cosas a veces era jugando. Yo por ejemplo jugaba, hacía juegos de estrategia con soldado y no sé qué, y me encantaba eso.

Después esas cosas que hacías de forma natural de pequeño pues han ido evolucionando y han tenido a lo largo de tu vida se han puesto en diferentes áreas a veces igual más tarde así has hecho algunas cosas a nivel profesional o has a ayudado a tus amigos a través de estas habilidades. Son cosas que de alguna manera para ti son fáciles de hecho son tan fáciles que igual no las valoras que para ti son naturales no es que esto a mí no me cuesta nada y lo has estado regalando durante toda la vida a otras personas cuando lo necesitaban, y es a veces también eso que las personas que vienen a buscar por eso.

Es algo que para ti es natural, que te carga las pilas que lo haces de forma natural y además que de alguna manera tiene muchísimo valor para las otras personas. Las otras personas están buscando esto en ti.

Si tú a líneas tu negocio con esa zona de genialidad con lo que verdaderamente está diseñado para hacer, tu negocio tendrá más potencia, pero esa es sólo la primera parte. Como te decía, la segunda parte es que esa zona de genialidad eso que tú verdaderamente estás haciendo bien y disfrutando esté alineado al servicio de los demás. Que esté al servicio de un propósito que es algo que ayude, que tenga impacto en los demás y esos demás obviamente pueden ser pues yo que sé personas cercanas tus clientes pero eso es limitado.

Si tú trabajas sólo para cuatro o cinco personas o tus clientes eso es limitado. Si tú entiendes que tu negocio, tu propósito, tu zona de genialidad lo que tú estás verdaderamente diseñado diseñada para hacer puede tener un impacto en el mundo a través quizás de tu actividad profesional.

Ayudando a tus clientes pero que esos clientes cambian, solucionan temas esenciales en su vida y luego tienen más impacto. Estarás conectando tu negocio con algo súper fuerte con una energía poderosa de energía de transformación planetaria humana algo que va a mover mucho más tus propios intereses o los de tus clientes. Y este es el verdadero propósito, cuando tú alineas tu verdadero ser, tu verdadera zona de genialidad, lo que tú verdaderamente disfrutas con una cosa ilimitada, con un propósito que tenga una un gran objetivo de transformación a nivel global, no solo para ayudar a clientes, sino que ayudando a esos clientes, tu negocio tenga un propósito más más allá, que llegue a más personas.

Esto es lo que sería la definición del propósito. Pero vamos a ser realistas, muchas personas cuando arrancan su negocio no tienen este propósito… no está definido.

Muchas personas que ayudó pues sinceramente cuando hablamos de verdad, siendo transparentes de qué es lo que nos mueve, pues reconocen que lo que les mueve es el dinero y eso no está mal. Está bien, está perfecto. Para tener un gran propósito tienes primero de alguna manera que limpiar la casa.

Tienes que solucionar tus problemas más básicos, y tener solucionada, la comida, que tus familiares o hijos tengan las cosas solucionadas, tener incluso pues los caprichos, las cosas que necesites. Hay un momento que eso está bien, pero cuando lo estás solucionado, cuando lo tienes solucionado, eso ya no mueve más. Porque a partir de cierto punto más dinero no es necesario realmente.

No aporta más felicidad, estar ganando más y más dinero. Eso no es así luego cuando ha solucionado eso, el siguiente paso normalmente en la evolución lo que pasa es que empiezas a ver que detrás de un negocio está tu vida, y que si tú estás ahí invirtiendo todo tu esfuerzo en hacer crecer ese negocio porque quieres más y más dinero, eso es mucha pobreza en realidad.

En realidad lo que quieres en la segunda etapa es liberar tu tiempo. Te das cuenta que tu vida es tiempo, está formada por tiempo. El dinero es verdad que es importante para solucionar cosas pero tu vida es tiempo, y quieres que el tiempo que tú dedicas al trabajo este de verdad disfrutando, por lo tanto este es alineado al máximo ,con lo que te emociona, con lo que te carga las pilas, con esta zona de genialidad que te explicaba, y además que tengas en el tiempo libre, que tengas tiempo de disfrutar de otras cosas, y que no sea vivir para trabajar, qué es una frase que para mí es como si te cayera una piedra encima.

Vivir para trabajar es como si todo en la vida es trabajo. No, tenemos trabajo que está muy bien y se está alineado con el propósito y ayuda a los demás es fantástico pero luego hay vida tenemos que tener tiempo libre.

Yo conozco a tantas personas tantos profesionales que no tienen ni un  día libre, que hace años que no experimentan eso. Muchas personas que empiezan a trabajar conmigo los primeros que les dices tienes que tomarte un día libre descansar, vete a dormir.  Descansa o haz lo que te apetezca con sus familiares, con tu pareja, pero es lo primero. Recuperar ese tiempo, recuperar esa vida.

Que no sea el trabajo que sí, a muchos emprendedores nos apasionan lo que hacemos, pero que no lo invada todo, que haya espacios absolutamente protegidos, fuera del trabajo es como una especie desprotegida, tienes que proteger ese tiempo. Y eso es absolutamente esencial, normalmente cuando ha solucionado el dinero, quieres recuperar tu tiempo.

Pero qué pasa cuando también recuperas tu tiempo y realmente disfrutas del trabajo, tienes un equilibrio entre el trabajo y lo personal. Luego hay una tercera etapa en la que lo que normalmente se busca son relaciones más significativas, es decir si tú trabajas por ejemplo con clientes, poder escoger con qué clientes trabajas. No todo el mundo es igual, no disfrutas igual con todos los clientes, esto lo sabemos.

Hay personas con quien es muy duro trabajar y que no aprecian lo que haces, no lo valoran, no lo pagan, no te dan ni las gracias y eso es muy duro. O personas en tu equipo, rodearte de un equipo que te apoye que te ayude que esté motivando también para impulsar el negocio que tenéis en común y eso es súper importante. Y te diría más, no solo tu equipo, a tus clientes, sino también tener tiempo de rodearte con otros profesionales que tengan la misma mentalidad que tú tienes, que estén buscando lo mismo, que quieran realmente crecer como tú quieres crecer.

Nosotros en la escuela por ejemplo tenemos un programa se llama FOCO que nos reunimos cada tres meses y que hay una comunidad súper dinámica y que se genera este mastermind; esa inteligencia colectiva. Y esa tercera etapa de buscar relaciones que te aporten, es una etapa fundamental.

Luego la cuarta etapa, cuando estos tres pilares los tienes, la cuarta etapa es cuando verdaderamente el propósito que te hablaba al principio de transformar más allá de tu negocio, de transformar la humanidad. Que tenga un impacto, esa realización personal, esa sensación de lo que tú estás haciendo, de poner toda esa energía que pones, porque pones mucha energía en tu negocio, es así, lo hacemos todos. Poner esa energía, eso que te esté conectando con algo que tú sabes que estás aportando valor, que de alguna manera dejas un legado, que dejas una huella positiva en este planeta, en las otras personas cuando tú has solucionado sus problemas de dinero, cuando tienes a un equilibrio entre tiempo libre, cuando tienes relaciones que te nutren.

Por lo tanto yo lo que te invito a que de alguna manera reflexiones que el propósito no es una cosa fija, no es una cosa que vayas a escribir en un papel, es algo que te va a acompañar a lo largo de toda y tu evolución como profesional, de toda tu revolución en tu negocio, y que se va a transformar. Y no lo juzgues como bueno o malo, es malo porque solo estoy preocupado por el dinero, o incluso juzgar a los demás.

Cada uno está en el punto en que está, hay que respetar estos movimientos, está fantástico cuando estás trabajando para solucionar tus problemas porque una persona menos con problemas en el mundo fantástico, pero te invito a que observes esta parte en tu negocio. Que vayas viendo cómo evoluciona, y que mires de crecer como persona, como profesional. Que crezca tu mentalidad para ir saltando etapas hasta que verdaderamente pueda unir tu negocio con un propósito bien amplio.

Te invitaría para finalizar, a que compartas tu visión, donde estás en este movimiento, en qué fase éstas. No te sientas juzgado y yo no te juzgaré. Que seamos sinceros, ¿dónde estábamos cada uno de nosotros?

Compártelo aquí en los comentarios y también los aprendizajes de este vídeo y por favor síguenos en nuestro canal de YouTube.

WordPress Lightbox