Cómo crear un curso online y venderlo de forma potente

Si vas a crear un infoproducto, debes saber algo.

Hay personas que compran decenas de productos digitales y ni siquiera ven el módulo 1 de sus contenidos, ¿sabes por qué?

Hoy además de hablarte sobre el motivo principal por el que ocurre esto, vamos a darte la solución.

Quizá puedas pensar que lo importante para ti es la venta, no que los alumnos terminen el curso. 

Pero, ¿te has parado a pensar cómo puede afectar esto a tu autoridad, posicionamiento y fidelización de clientes?

Si tus alumnos no completan tu formación online, no conseguirán resultados. 

Y si no hay resultados, tampoco habrá casos de éxito que puedas utilizar en tus procesos de ventas.

Te posicionarás como una marca más del mercado, no como la marca referente en tu sector.

Y eso afectará directamente a tus ventas.

Por eso, igual de importante es conseguir clientes, como asegurarte de que consiguen resultados.

Hoy te daré algunos consejos que he extraído de un serial de vídeos que grabó Miquel hace un tiempo y que puedes encontrar en el canal de YouTube de la Escuela Nuevos Negocios.

Cuando creas un negocio online, debe ser con un propósito y una misión. Los beneficios serán la consecuencia de ayudar a los demás con lo que ofreces.

Si no lo haces así, probablemente tenga los días contados.

El motor que mueve y moverá tu empresa, serán tus clientes. Y se merecen recibir la mejor ayuda posible.

Dicho esto, ¿estás listo para entender cómo crear un curso online que ayude a tus alumnos a tener resultados?

¡Empecemos!

Los clientes son los dueños del presente y del futuro de tu empresa

Edwards Deming

El ADN del proceso de aprendizaje

Muchos expertos que se deciden a crear cursos online cometen un mismo error.

Pretenden volcar todo el conocimiento que tienen en sus formaciones, pensando que es el mejor modo de ayudar a sus alumnos.

Pero en la práctica ocurre todo lo contrario.

No se trata de dar el máximo número de piezas de contenido posibles, sino de dar lo que realmente un alumno necesita para aprender haciendo.

En relación a ello debes tener en cuenta varios aspectos. ¿Los vemos?

Te dejo aquí con el vídeo en el que Miquel te los muestra uno a uno y más abajo tienes la descripción resumida.

Situación inicial y final de tu cliente

Cuando te lanzas a vender cursos online, tienes que tener muy clara cuál es la situación de partida en la que está la persona que vas a ayudar.

Y no solo eso, sino la situación deseada a la que ella quiere llegar.

Cuando tengas ambas identificadas podrás trazar el camino más simple que le ayude a viajar desde A hasta B.

Y sobre todo, que le ayude a obtener resultados.

Para definir la situación inicial tendrás que investigar sobre problemas, preocupaciones, frustraciones y necesidades que tenga tu avatar.

Y para definir la situación final deberás hacer hincapié en sus deseos, sueños, objetivos y metas.

Los pasos que debe dar para conseguir resultados

Contenidos en internet hay infinitos.

Por eso, si tu formación online solo se centra en ofrecer más y más contenidos, no tendrá nada de especial.

De hecho, eso no es un curso online.

Un producto digital de este tipo debe contar con una estructura y un plan de acción que dirija a todos los alumnos al resultado final.

Ese plan de acción normalmente está formado por una serie de pasos definidos que serán los módulos que componen el curso.

Cada uno de ellos contará con vídeos, ejercicios, descargables y otros recursos que les ayuden a tomar acción.

Recuerda, nada de volcar un exceso de información.

Cuantos menos pasos y contenidos tenga que asumir tu alumno para hacer ese viaje, más efectivo será.

Fuentes de inspiración 

Otro de los aspectos que resultan imprescindibles para entender cómo crear un curso online y que el alumno avance es la motivación.

Resulta esencial motivar e inspirar para que tomen acción y vayan completando pasos.

Esto se puede hacer a través de juegos, retos, celebraciones…

Bonus o contenidos extra

Como te iba diciendo, al alumno lo que más le interesa son los resultados. 

Y para ello, no caer en un exceso de contenidos que pueda agobiarlo y hacer que abandone la formación online es lo ideal.

El temario del curso debe ser lo más simple posible, poniendo el foco en el objetivo a conseguir.

Lo que sí puedes añadir son bonus extra que aporten un contenido de valor complementario y les ayude a profundizar.

Suele ser también una herramienta de venta que funciona muy bien.

Soporte

Y algo que no se encuentra de ninguna de las maneras en la información gratuita que inunda internet, es el soporte.

Las personas que inician una formación online siempre tendrán momentos de dudas y bloqueos que les frene en alguna de las etapas de su aprendizaje.

Por ello, es importante incorporar procesos de soporte con los que puedan resolver cualquier inquietud.

Por ejemplo, puedes abrir grupos de Facebook, habilitar un email de dudas, crear una comunidad que se nutra entre sus miembros…

La estructura perfecta de una formación online

Pasemos ahora a ver cuál es la mejor estructura a seguir en cada uno de los módulos que integran la formación online.

Recuerda que esos módulos se corresponden con los pasos que tu alumno debe dar para llegar a la situación deseada.

Estos se pueden entregar de forma automatizada y con periodicidad semanal.

Aunque lo verdaderamente importante para saber cómo crear un curso online es entender la forma en que se estructuran cada uno de los módulos.

Te dejo con la segunda parte del serial grabado por Miquel.

Y abajo tienes el resumen.

Vídeo de presentación

Esta será la puerta de entrada a un nuevo módulo.

Y antes de dar paso al contenido en sí que habrá disponible, es recomendable crear un vídeo en el que se dé la bienvenida, se presente el módulo, los beneficios que va a conseguir el alumno, se le felicite por los logros acumulados hasta ese momento y se le ubique en el proceso que está siguiendo.

Es un vídeo muy sencillo. Solo tienes que mirar a cámara y motivar al espectador para que continúe con tu formación online.

Vídeo inspiracional

A continuación es el turno de ayudarles a subir su energía para empezar con fuerza un nuevo módulo. 

Aquí puedes trabajar temas de mentalidad que les sirvan para romper barreras y poder conseguir mejores resultados.

Contenido para tomar acción

Y llegados a este punto es el momento de entrar en materia. 

Se puede decir que es la parte central de todo el proceso que te conduce a saber cómo crear un curso online.

Es el turno de generar los vídeos y recursos que marquen la acción.

Es decir, los pasos que deberán dar tus alumnos para ir avanzando en el proceso de transformación.

Aquí podrás incluir vídeos, documentos, información, audios, plantillas, ejercicios… todo el material que tu alumno necesite, siempre bajo la premisa de no caer en exceso de contenidos.

Vídeo resumen y checklist

Una vez que acabes con el contenido, será de gran ayuda que prepares un vídeo resumen de todo lo que se ha visto en el módulo, así como un checklist con las tareas que deben realizar los alumnos para avanzar.

Puede ser algo similar a una lista de tareas por hacer en las que se enumeren las acciones de forma clara y precisa.

Celebración de éxitos 

Y para acabar, ¿qué tal celebrar los éxitos que ha conseguido tus alumnos? Anímalos a que compartan contigo de alguna forma qué es lo que se llevan y han conseguido con cada módulo.

Ve introduciendo igualmente el siguiente bloque de contenidos y comenta, generando curiosidad, todo lo que está por venir.

La venta: cómo crear un curso online y tener un negocio sólido

Ya sabes cómo crear un curso online para que los alumnos consigan resultados.

Pero, ¿qué hay que hacer para venderlo?

De eso nos vamos a ocupar en este apartado. Verás que todo el proceso que vamos a explicar te va a servir para tener un negocio sólido.

Échale un vistazo al vídeo de Miquel y lo comentamos más abajo.

Paso 1: Captación de leads

En el mundo online existen diferentes canales a través de los cuales tu público ideal va a conocerte, conectar contigo y consumir los contenidos gratuitos que pongas a su disposición.

Hablamos de blogs, podcast, redes sociales, YouTube… Y sirven para crear una comunidad de personas a las que más adelante puedas ofrecerle otro tipo de contenidos u ofertas.

El consejo que nos da Miquel aquí es que elijas uno de esos canales y pongas foco en él. No intentes estar en todos.

Paso 2: Llevarlos hacia un contenido gratuito

Una vez que tienes visibilidad y un grupo de personas interesadas en lo que haces, puedes proponerles que vayan a consumir otro tipo de contenido gratuito.

En este caso será algo parecido al tráiler de una película.

Donde el tráiler es la antesala a tu curso online. Y la película la propia formación.

Para acceder a ese contenido, aunque es gratuito, deberá darse un intercambio. ¿Qué quiere decir esto?

Que la persona que quiera acceder a él deberá rellenar un formulario en el que te deje algunos de sus datos de contacto para, posteriormente, poder comunicarte con ella de forma proactiva.

Paso 3: Ofrecer tu curso online

Una vez que esta persona ha consumido el contenido anterior, llega el momento de mostrarle tu oferta, tu formación online.

Es el turno de la venta. Y para ello vas a necesitar un sistema compuesto por una carta de ventas y una secuencia de emails que guíen al usuario hacia la compra, derribando objeciones, aportando información, prueba social, agitando sus emociones…

Si consigues vender, empezarás a facturar.

Pero hay personas que quieren más. Por eso hemos añadido los pasos 4 y 5.

Paso 4: Crear un producto Premium

Si sigues los pasos que hemos señalado aquí sobre cómo crear un curso online, con la formación online anterior tu cliente obtendrá resultados.

Pero ¿puedes ayudarle a seguir avanzando?

Seguro que tienes más conocimientos y puedes utilizarlo para llevarlo a un nivel superior.

Paquetízalo y crea un producto premium con él. De este modo la ayuda que ofrecerás será mayor y también los ingresos que generes.

Paso 5: Diseñar un producto de continuidad

Y si deseas ir todavía más lejos, crea un producto de continuidad. O lo que es lo mismo, una membresía.

Este tipo de productos digitales aportan una ayuda ilimitada.

Eso sí, si estás comenzando a emprender, no quieras crearlos todos a la vez.

Miquel te recomienda que primero elijas un canal para crear comunidad, seguidamente crees un producto premium para obtener información de tu cliente ideal, luego un curso que se pueda automatizar y, por último, tu producto de continuidad.

Todo esta suite de productos finalmente te ayudará a tener un negocio de verdad. Sólido y escalable.

¿Y qué te falta ahora?

Una de las partes más importantes de un negocio online: aprender a gestionar una empresa digital.

Conforme avances en tu emprendimiento te darás cuenta de que no puedes hacerlo todo tú solo o sola.

Si no empiezas a delegar, crear equipo, aprender sobre gestión empresarial, liderazgo y otras competencias, tu negocio se estancará y tú sufrirás de estrés.

Ese es uno de los momentos más delicados con los que te puedes encontrar.

Si ya has llegado a él, te propongo que hables con nuestros coaches de negocios.

En la Escuela tenemos programas que te pueden ayudar a solventar esto. 

Échales un vistazo y agenda una reunión con ellos. 

Responsable: Business Focus, S.L.(Escuela Nuevos Negocios)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected]

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.

WordPress Lightbox